Bioseguridad, desinfección y esterilización en Clínica Clara Martínez Valero

La bioseguridad en odontología es un tema que siempre ha sido muy importante para velar por la salud de los odontólogos, asistentes y pacientes. Determina el conjunto de procedimientos que se deben realizar dentro de un consultorio para prevenir la propagación de enfermedades.

En el período de la pandemia del coronavirus, el concepto de bioseguridad ganó aún más fuerza y ​​también nuevos procedimientos, como la suspensión del uso de dispositivos emisores de aerosoles.

En Clínica Clara Martínez Valero, en atención a la crisis sanitaria que vivimos en 2020, y por la seguridad del equipo y de nuestros pacientes, hemos trabajado sobre las recomendaciones de la OMS, el ministerio de Salud y el Consejo de dentistas de España para la elaboración de un protocolo de atención anti Covid19 y de BIOSEGURIDAD fiable y eficaz. Como centro sanitario llevamos años trabajando con medidas de bioseguridad tales como la esterilización del todo el instrumental, la desinfección de superficies y el uso de mascarilla.

No obstante, hemos implementado nuestro protocolo con el fin de extremar la bioseguridad y ofrecerles la mayor protección posible. Este protocolo consiste en:

  • Todo el equipo se viste con equipos de protección, guantes mascarillas, pantallas o gafas protectoras.
  • Entre paciente y paciente se desinfectan exhaustivamente las superficies y el equipamiento.
  • Esterilización de todo el instrumental.
  • Disponemos de un equipo de ozono que van conectados a nuestro sistema de climatización, cómo método de desinfección ambiental.
  • Pedimos máxima responsabilidad y aquellos pacientes con síntomas propios de procesos víricos o contagiosos, pospongan su cita.

Los protocolos de desinfección y de esterilización que cumplimos, están regulados por el Real Decreto 1591/2009, de 16 de octubre, por el que se regulan los productos sanitarios; así como por las normas UNE-EN 285:2007+A2:2009 E UNE-EN 13060:2005+A2:2010.

En nuestra clínica todo el proceso comienza con la formación de nuestro personal para que domine todas las fases de la desinfección y esterilización, así como el seguimiento y control de nuestros autoclaves, con los tests biológicos.

Descripción de las fases de nuestro protocolo de bioseguridad

A continuación, describiremos todas las fases que hacemos a diario, para su mejor comprensión:

Todo el material que sale del gabinete se transporta en bateas de acero inoxidable hasta la sala de esterilización.

Los elementos desechables, se depositan en contenedores de bioriesgo para ser eliminados por una empresa específica que manipula estos desechos.

El material se sumerge  en un recipiente perforado donde hay agua con glutaraldehído al 2% (detergente enzimático), donde permanece durante veinte minutos. Se trata de un prelavado o descontaminación del material.

A continuación, se realiza un lavado manual y empaquetamiento del instrumental. La persona responsable de la esterilización, dotada de elementos de protección, cepilla el instrumental con el fin de retirar posibles restos adheridos.

El empaquetamiento permite una adecuada protección, identificación y mantenimiento de la esterilidad. Además facilita el transporte, el manejo por el usuario, la apertura y la transferencia del material estéril con técnica aséptica, permitiendo una utilización segura de este.

Finalmente, se lleva a cabo la Esterilización mediante el autoclave Euronda E8 .Se trata de un aparato potente, rápido y de gran trazabilidad: el E8  guarda el historial todos los ciclos de esterilización en tarjeta SD y se pueden transferir a un PC.

El mecanismo de acción del calor húmedo es por desnaturalización de las proteínas. Tiene la ventaja de producir una elevación de la temperatura en forma rápida en cortos tiempos de esterilización y de no dejar residuos tóxicos en el material. Se consigue eliminar todos los microorganismos incluidas las esporas, evitando de esta forma las infecciones.

En definitiva, la Bioseguridad en odontología no es más que la garantía de que tanto los paciente como nosotros mismos, estaremos protegidos en todo momento de poder contraer una enfermedad o infección en algún procedimiento. Es nuestra prioridad trabajar de la manera más segura posible.